Hallan un mundo subterráneo perdido en la Antártida

Los integrantes de la 24 expedición ucraniana a la Antártida consiguieron hallar una cueva a la que se le había perdido el rastro. La formación tiene varios lagos y un río, y es 3 veces más grande de lo que se imaginaba, según informó el 10 de septiembre el servicio de prensa del Ministerio de Educación y Ciencia del país.

La cueva está en un lugar recóndito de la isla Galíndez y en su día fue descubierta durante las primeras expediciones a la Antártida. Antes, la entrada estaba en la cara opuesta de la isla y bajo la cima de un glaciar cercano a la estación ucraniana Akademik Vernadski. Sin embargo, la entrada quedó sellada cuando se vino abajo el glaciar.

El jefe de la 24 expedición, Ígor Diki, ha explicado que tardaron bastante en volver a encontrar la cavidad:

“Hubo varios intentos fallidos de encontrarla desde el lado del estrecho Penola. Pero tuvimos la suerte de encontrar la entrada desde el lado de la Casa Wordie, la antigua base británica”

Según los exploradores, la cueva posee 3 niveles y una anchura total de unos 200 m, y dentro hay un río de hielo y dos lagos. Además, han encontrado la pluma de un pájaro que “definitivamente no es la de un pingüino”. La pequeña sorpresa se ha enviado a Ucrania para que se pueda analizar.

La estación ucraniana de Akademik Vernandski funciona desde 1996. Fue fundada en 1953 en la isla de Galíndez por investigadores británicos, quienes al principio la bautizaron como Faraday. La isla Galíndez debe su nombre al comandante de la corbeta ARA Uruguay de la Armada Argentina, el capitán Ismael Galíndez. La embarcación rescató a los expedicionarios galos de la tercera expedición antártica francesa que descubrió el islote a principios del siglo XX.

FOTOS:

 

© FOTO: MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CIENCIA DE UCRANIA

© FOTO: MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CIENCIA DE UCRANIA

 

 

Descubren un Complejo Arqueológico en el Amazonas

En el Bosque Nacional de Tefé en la Amazonía, una expedición arqueológica encontró indicios de que el lugar fue habitado en el pasado.

Gaspar de Carvajal, un misionero español del siglo XVI, fue quien realizó un viaje por el río Amazonas, y describió una zona llena de pueblos indígenas.

En la mayoría de los casos, estas crónicas de la época que narran una intensa presencia humana en la región, son consideradas exageradas. Sin embargo, una reciente investigación de arqueólogos brasileños confirma los datos.

 

 

Según Rafael Lopes, investigador asociado del Grupo de Investigación en Arqueología y Gestión del Patrimonio Cultural de la Amazonía del Instituto Mamirauá:

“No podemos decir que es un sitio arqueológico por sí mismo. Lo que estamos viendo es un complejo arqueológico de varios sitios que pueden tener historias diferentes, pero que están interconectados”

La expedición descubrió un gran número de restos arqueológicos de al menos 5 ocupaciones humanas diferentes en la zona. Se ha hallado un gran número de cerámicas. La más antigua, de la tradición Pocó, puede tener hasta 3.000 años.

Los platos encontrados son similares a los descritos en las crónicas del mencionado sacerdote español. Para su decoración, los antiguos habitantes de la zona utilizaban pintura roja, marrón, negra y blanca.

Cerca del complejo arqueológico fue descubierto un bosque de castaños de kilómetros de largo y de solo unos 500 metros de ancho. Este patrón antinatural de disgregación de árboles es un indicio de actividades agrícolas durante cientos de años.

Otra prueba es la presencia de suelo negro, un suelo extremadamente fértil asociado a una ocupación humana duradera en la misma zona.

Los científicos han recogido material orgánico para realizar la datación por radiocarbono, lo que permitirá una mayor comprensión de las fechas asociadas a las diferentes ocupaciones y su relación con el entorno.

 

Científicos NO Comprenden Cómo Crearon Este Objeto en la Antigüedad

Un artículo publicado en el diario ruso La Pravda, el 30 de abril de 2002, dio a conocer al mundo, el descubrimiento de la Piedra de Dashka, o Mapa del Creador, un objeto que ha creado bastante controversia entre los científicos, ya que no comprenden qué tipo de tecnología pudieron utilizar, en el pasado, para realizar este objeto… (ver video).

 

Los Descomunales Colosos Egipcios

Existe una colosal escultura de piedra caliza en el sur de Egipto, que representa al faraón Ramsés II, que gobernó 66 años, desde el 1279 al 1213 ac. La estatua fue descubierta en el año 1820 por el italiano Giovanni Cayiglia, y, curiosamente, en la actualidad, se encuentra en el mismo lugar donde fue hallada, y no en Inglaterra donde pretendían trasladarla… (ver video).

HÍBRIDOS – ¿Pruebas de Tecnología Avanzada en la Antigüedad?

Existen representaciones por todo el mundo que muestran extraordinarias criaturas híbridas en la antigüedad, extraños seres que proceden del cruce de dos o más especies diferentes que han sido los protagonistas de relatos legendarios, pero, sobre todo, han formado parte de la cultura ancestral del hombre, en algunas ocasiones, han infundido respeto, pero, en la mayoría de los casos han causado un inmenso terror, y puede que fueran más reales de lo que pensamos… (ver vídeo)

 

La Misteriosa Piedra del Destino

La Piedra del Destino es un bloque de piedra arenisca, que se encuentra en el castillo de Edimburgo, Escocia. Aunque es poco conocida, es muy apreciada porque, según dice la leyenda, otorga poderes mágicos a aquel que la posee… (ver vídeo).

Descubierta Alta Tecnología en Egipto (Templo de Karnak)

El templo de Karnak, en Tebas (Egipto), con más de 30 hectáreas de extensión, es uno de los complejos arqueológicos más grandes del mundo, incluso hoy día se siguen encontrando restos. En nuestra visita a este templo hemos encontrado extrañas anomalías que nos han llamado mucho la atención… (ver video).

 

 

 

.

Descubre la Atlántida Egipcia

Antiguos escritos mencionan la ciudad de Heracleión (en egipcio se llamaba Thonis), y la describen como una metrópoli muy importante, pero se cuenta que la ira de los dioses provocó un terremoto hace más de 1000 años, hundiendo la ciudad bajo las aguas del mar, condenándola a ser tan solo una leyenda… (ver vídeo).

Las Piedras Torcidas del Valle de Kefrén

En la meseta de Giza, se encuentra una de las construcciones más enigmáticas del mundo, se trata del templo del Valle de Kefrén.

Estuvo cubierto de arena durante miles de años, hasta su descubrimiento en el s. XIX,

gracias a ello se encuentra bastante bien conservado.

Se ha levantado con bloques de piedra cuyo peso puede llegar hasta las 150 toneladas.

A unos 500 m de la pirámide de Kefrén y cerca de la gran Esfinge, se encuentra este templo,

cuyas entradas están custodiadas por esfinges.

En su interior se hallaron estatuas del faraón, pero fueron colocadas en un periodo posterior,

actualmente se encuentran almacenadas en el Museo egipcio en el Cairo.

El suelo es de piedra caliza blanca y las paredes se hallan cubiertas de granito rojo pulido y

el techo descansa sobre unas columnas también de granito rojo.

Todo el templo en su conjunto es una maravilla,

pero lo que más llama la atención son las piedras que parecen como si las hubiesen doblado,

como si se tratara de mantequilla que pudieran moldear a su antojo.

Dan forma a las esquinas y los ángulos, adaptándose perfectamente para entrar entre las piedras adyacentes.

Es algo realmente increíble a lo que los expertos no encuentran explicación.

Su forma de colocar esos bloques nos hace recordar a otras construcciones de diferentes lugares de la tierra,

bastante alejados de esta zona.

Por ejemplo, en Perú se encuentra un complejo arqueológico que utiliza también muros colosales,

se trata de Ollantaytambo, o en Cusco, el templo de Coricancha.

¿No es demasiada coincidencia?

Estas semejanzas son quizá la evidencia de que en el pasado hubo una cultura que gobernó toda la Tierra, hace miles de años.

Porque es demasiada casualidad que todos utilizaran la misma forma de construcción,

y todos conocieran el secreto de doblar las piedras.

Es evidente que nos falta mucho por descubrir sobre nuestro pasado en la Tierra.

Y es posible que el día que encajemos todas las piezas lleguemos a saber quiénes somos realmente, y de dónde venimos.

LA PIEDRA DEL GIGANTE

La Piedra del Gigante se encuentra dentro del Panteón de Orizaba, que se conoce oficialmente, como “Cementerio Municipal Juan de la Luz Enríquez”, situado en Veracruz (Mexico) (ver video)