Alimentos Para los Ojos

Los alimentos que comemos no solo pueden darnos salud y vitalidad,

también pueden ayudar a que cada órgano de nuestro cuerpo funcione mejor.

Por eso, los ojos pueden verse beneficiados con una alimentación lo más sana posible,

por supuesto, que también puede ocurrir lo contrario, con una alimentación inadecuada, nuestra vista puede verse afectada.

¿Cuáles son los mejores alimentos para la vista?

La respuesta es sencilla, la dieta mediterránea, ya que incluye todos los alimentos para ayudar a nuestra salud.

Las frutas y las verduras frescas contienen nutrientes que son básicos para ayudar y prevenir los problemas de los ojos.

Los oftalmólogos recomiendan para fortalecer nuestra vista tomar alimentos que contengan las vitaminas A, C y E.

Estas vitaminas tienen un gran poder protector de las células evitando el envejecimiento prematuro,

por tanto, pueden ayudar a retrasar aquellas enfermedades de la vista por el envejecimiento.

¿Qué nos proporcionan esas vitaminas?

La vitamina A mejora la vista, especialmente, la visión nocturna,

aparte de ayudar a la formación y buena salud de los dientes, tejidos blandos y

óseos, y mantener la piel sana. Se la conoce como retinol, porque es la causante de producir los pigmentos en la retina del ojo.

También juega un papel para tener un embarazo y una lactancia saludables.

La podemos encontrar en muchos alimentos.

Como retinol lo encontramos en la leche y huevos.

Como beta-caroteno en vegetales verdes y con color, como: zanahorias, brócoli, espinaca, col o lechuga.

Tambien podemos encontrarlo en:

Frutas como: El melocotón, mango, melón, calabaza y albaricoque.

O, también, los guisantes o aceite de hígado de bacalao.

Cuando se carece de ella se puede notar pérdida de visión, especialmente, por la noche,

y un gran debilitamiento del sistema inmune, esto hace que la persona se encuentre más propenso a coger iinfecciones.

La vitamina E: Su consumo ayuda a frenar el daño oxidativo celular que ocasionan los radicales libres,

por lo que ayuda a prevenir los trastornos oculares que estén relacionados con la edad como, por ejemplo, la degeneración macular.

La vitamina E tiene un gran poder antioxidante, contribuyendo a la protección de las células frente a la oxidación ocasionada por radicales libres,

compuestos que se forman cuando el cuerpo transforma los alimentos consumidos en energía

Esta vitamina la encontramos en los alimentos ricos en grasas,

especialmente en los aceites vegetales, donde se almacena en las semillas y en las hojas verdes.

Por supuesto, debríamos incluir, en nuestra dieta, los aceites como el de oliva, girasol, maíz, soja, germen de trigo, etc.

También la podemos hallar en los frutos secos, cereales y las verduras de hoja verde como el brócoli, las acelgas, etc.

No es frecuente tener déficit de esta vitamina, pero puede ocurrir en aquellas personas cuyas dietas muy bajas en grasa o tienen un problema de mala absorción (por ejemplo, en caso de inflamación de la mucosa intestinal).

Las personas que tengan déficit de vitamina E pueden tener anemia, dolor de las extremidades, problemas de visión y una bajada del sistema inmunológico.

La carencia de esta vitamina E debe cubrirse con aquellos alimentos que la contienen de modo natural. No es necesario recurrir a suplementos alimenticios que pueden resultar peligrosos.

Otra de las funciones importantes de la vitamina E es la estimulación del sistema inmunitario, aparte de ayudar a absorber la vitamina K, anticoagulante, previniendo la formación de trombos; y a la vitamina A, evitando la oxidación de esta en el intestino.

La vitamina C: Ayuda al sistema inmunológico a mantenerse sano y fuerte, y es un buen alimento que previene los problemas relacionados con la retina, porque protege a los ojos de las radiaciones solares.

Además, también funciona como un antioxidante natural. La presencia de vitamina C suele localizarse en las verduras cítricas como el limón y la naranja, aunque otros vegetales como el kiwi, los tomates y los frutos rojos son también fuentes inagotables de esta vitamina.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *