La Misteriosa Puerta Mágica de Roma

Para los habitantes de Roma, capital italiana, la extraña puerta de piedra, situada en la Piazza Vittorio es muy importante, sin embargo, pocos son los turistas que saben de su existencia.

En el interior del parque, se hallan los restos arqueológicos de la antigua villa Palombara del Marqués de Pietraforte, que se encontraba en la colina del Esquilino.

Entre ellos destaca un marco de piedra que según cuentan las leyendas está rodeado de magia y conocimientos herméticos.

La “Puerta de la Alquimia” o “puerta mágica” (italiano: Porta Alchemica o Porta Magica) fue construida entre 1678 y 1680 por orden de Massimiliano Palombara, que pertenecía a un grupo de personas conocidas como “Los alquimistas de Palazzo Riario” que se congregaban alrededor de la corte romana de la reina Cristina de Suecia, que era una apasionada de la ciencia y de la alquimia.

La “Porta Alchemica” es la única de las cinco puertas de la villa del Marqués de Palombara, que permanece en pie.

Según cuenta la leyenda, un peregrino fue acogido en la villa del marqués por una sola noche, y paso su estancia en los jardines buscando una misteriosa planta con la que poder hacer transmutaciones en oro.

A la mañana siguiente el enigmático personaje había desaparecido, dejando tras de sí un rastro de hojuelas de oro, al parecer una prueba irrefutable de que había tenido éxito.

Dicen que el misterioso alquimista dejó, también, un manuscrito donde se detallaba la receta exacta de cómo hacer tan prodigiosa transformación, este manuscrito contenía los símbolos mágicos necesarios para hacer realidad la piedra filosofal, pero ni siquiera el marqués de Palombara había logrado decodificarlos, asi que grabó los símbolos en las cinco puertas de la villa Palombara e incluso, en las paredes de la mansión con la esperanza de que algún día pudieran ser descifrados.

No sabemos si esta historia es real o no, lo único cierto es que de momento continuará formando parte de la leyenda.

… (ver vídeo).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *