Las Misteriosas Mascaras de GIGANTES

Mucho antes de que el antiguo imperio Inca se extendiera por América del sur, otras civilizaciones desarrollaron una cultura avanzada de la que solo quedan algunos restos en ruinas.

En la actual Bolivia, a solo 20 kilómetros del Lago Titicaca y a casi 4.000 m sobre el nivel del mar, hallamos los restos de la ciudad más antigua descubierta hasta la fecha en el continente americano, ya que algunas dataciones sitúan su máximo explendor hace 17.000 años.

Pero, lo más sorprendente de todo, es lo que cuentan los relatos de los antiguos lugareños, recogidos, en el siglo XVI, por el historiador Pedro Cieza de León, estos decían que fue construida “de la noche a la mañana” por una raza de gigantes,

Por otra parte, el Cronista Baltasar Salas consideraba que

“los Chullpas o Gigantes eran primogénitos del hacedor omnipotente y fueron los responsables de hacer edificios, torrentes y pirámides, antes de que existiera el lago Titicaca”.

Y, de hecho, en las excavaciones arqueológicas realizadas en las ruinas de Tiahuanaco fueron recuperados cráneos alargados con dimensiones fuera de lo normal, que no correspondían a ningún ser humano de tamaño medio.

Según mencionó el escritor francés Robert Charroux.

 “Existen una serie de cráneos humanos que varían en tamaño desde el hombre de Cro-Magnon hasta la de los gigantes que debieron haber medido al menos 3 metros de altura. La mayor de estas calaveras tiene una altura y una anchura de unos 30 centímetros”,

El austriaco Klaus Dona, un conocido experto en arte, e investigador de civilizaciones antiguas ha recorrido todo el mundo en busca de artefactos de naturaleza extraña, y ha recopilado un gran número de ellos, entre los que se encuentran huesos de gigantes o calaveras de cristal.

Actualmente, está en posesión de una de las mayores colecciones del mundo, compuesta por aquellos objetos que la ciencia oficial rechaza por no estar dentro de la historia establecida.

Pero, entre todos esos extraños artefactos, existen unos que llaman poderosamente la atención, se trata de cuatro misteriosas máscaras gigantes de piedra, que fueron encontradas durante las excavaciones realizadas en Puma Punku, dentro de Tiahuanaco.

Sobre ellas, Klaus Dona comentó:

“Cuando por primera vez tuve esta máscara en mis manos, traté de mirar a través de los dos agujeros. En ese momento yo no sabía que pertenecían a esqueletos de 2,6 metros de altura. Me preguntaba ¿por qué crearon máscaras por las que sólo se podía ver por un agujero? Pero después de saber que esas personas medían más de 2,5 metros de altura, pude imaginar que su cráneo era, por supuesto, más grande que el nuestro y por eso esas máscaras eran demasiado grandes para nosotros”

8)Los grabados de las máscaras son de gran belleza, pero su significado y, para qué o en qué ocasiones se utilizaba, es un verdadero misterio, ya que a los investigadores les ha sido imposible descifrarlo.

En lugar de ojos, las máscaras tienen dos piedras azules y presentan unos símbolos que podemos encontrar en diferentes culturas de todo el mundo.

Pero, visto esto, no podemos dejar de preguntarnos … ¿quiénes eran estos seres tan grandes? Y, ¿qué fue de ellos?

… (ver vídeo).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *