Una Gran Ayuda para el Insomnio y las Pesadillas

¿Quién no ha pasado una mala noche?

Aunque lo peor no es que uno no pueda dormir una noche concreta, sino que se convierta en algo habitual en nuestra vida.

Si estamos varias noches sin poder conciliar el sueño, esto puede repercutir en nuestro organismo,

además de la sensación de cansancio que tendremos durante todo el día,

al no haber podido recuperar fuerzas con un sueño reparador.

Sabemos que en el mercado hay un montón de infusiones que nos prometen dormir mejor, algunas lo consiguen y otras no,

ya que en algunas ocasiones depende de otros factores externos que deberíamos resolver antes de ir a dormir.

Nunca nos vayamos a la cama dando vueltas a las preocupaciones o disgustos que hayamos tenido durante el día.

Aprender a desconectar de los problemas y preocupaciones es lo primero que debemos hacer.

Tenemos que pensar que lo más importante somos nosotros, y podemos dañar nuestra salud.

De todas formas, podemos probar con este remedio, que utilizaban nuestros abuelos.

INFUSIÓN DE CÁSCARA DE NARANJA:

Usaremos una naranja mediana y un vaso de agua.

Echamos la cáscara de la naranja, cortada en trozos en un cazo con agua, y lo dejamos hervir durante 10 minutos.

Luego lo colamos y lo echamos en un vaso.

Lo tomaremos antes de ir a la cama.

(A ser posible, se debe lavar bien la cáscara antes de usarla, o mejor aún,

comprar naranjas ecológicas que no hayan sido tratadas con ningún producto químico).

Por supuesto, que lo ideal es no cenar demasiado, o mejor aún cenar como mínimo 2 horas antes de ir a acostarse.

El estómago lleno puede afectar a la calidad del sueño.

PESADILLAS

No podemos negar que una de las cosas que pueden estropear una noche de descanso, son las pesadillas.

Si son esporádicas, no hay que darles importancia, pero si estas se repiten muy a menudo,

existe un remedio que la antigua sabiduría popular hizo muy conocido,

este consiste en meter dentro de una bolsita de algodón, o de cualquier tela que sea natural,

una pequeña cantidad de anís estrellado, después hay colocarla debajo de la almohada.

Dicen las lenguas populares que funciona, aunque no hay aún ningún experimento que lo haya corroborado.

Lo que sí es seguro que nos dejará un buen olor en nuestra almohada.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *