Los Extraños Seres de Citlaltépelt Vistos en México

Al norte del estado de Veracruz (en México), se encuentra el volcán Orizaba o Citlaltépetl, el único del mundo que tiene lava congelada en su interior.

Con 5.742 m de altura, es la montaña más alta de Mexico, y se la conoce por ser la última morada de Quetzalcóalt, la serpiente emplumada, ya que desde allí ascendió a los cielos prometiendo regresar.

Dicen los nativos, que en torno al Citlaltépetl se pueden ver gnomos, brujas, nahuales e incluso esferas de luz.

Los indígenas describen a los gnomos como duendes o enanitos que se divierten asustando a los animales de carga, dicen también que son ladrones de gallinas y de los objetos de las casas.

Otro personaje del que hablan las leyendas de la zona es La Llorona, una entidad sobrenatural que algunos siguen viendo hoy día.

Tiene apariencia de mujer y viste de blanco. Se aparece por la noche, cerca de los riachuelos, y con su encantadora voz lleva a sus víctimas a un lugar desconocido del que nunca más regresan.

Otras historias hablan de los nahuales, hechiceros que se transforman en animales, sobre todo en perros de enorme tamaño. Aparentan ser gente normal que convive entre los indígenas pero en determinado momento cambian de forma.

Por lo general, en casi todos los volcanes del mundo hay gente que dice ver misteriosas luces y el pico de Orizaba no podía ser menos.

Al anochecer, alrededor de este pico, aparecen pequeñas esferas de color amarillo que persiguen a los campesinos cuando caminan solos por los senderos de la montaña.

A estas bolas de fuego las llaman brujas.

Actualmente, los fenómenos extraños, no solo no han desaparecido, sino que han ido en aumento.

En los últimos años ha empezado a hablarse de las misteriosas apariciones del “hombre alado”, una extraña especie de ave que ataca y devora animales.

En el año 2003, según el testimonio de un grupo de amigos pudieron ver en el cielo dos enormes aves, una roja y otra blanca, que se dirigían al volcán, tenían, aproximadamente, 3 m de envergadura.

No sabemos si era fruto de una alucinación colectiva, pero hay quienes piensan que se trata de una especie parecida al pterodáctilo, otros, sin embargo, lo asocian al fenómeno OVNI.

Existen montañas en algunos lugares de nuestro planeta que, según las leyendas, han sido habitadas por los dioses, venidos del cielo.

Y, también, algunos mexicanos creen que las montañas son sagradas, antiguamente se decía que allí moraban los dioses,  y cada pico tenía su deidad a la que los indígenas subían a pedir favores. Actualmente, se ha cambiado el concepto y muchos creen que no se trata de dioses, pero sí de extraterrestres.

Desde luego,  no se puede negar que el volcán Citlaltépelt, se encuentra dentro del grupo de los lugares más enigmáticos y misteriosos de nuestro planeta.

…. (ver vídeo).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *