La Belleza y el Romero

El romero es originario de la región mediterránea y del Cáucaso, ha sido cultivado como planta ornamental. Es de fácil cultivo, ya que no necesita mucha agua, y necesita pocos químicos y abonos, crece en diferentes suelos.

Lo encontramos, principalmente, en zonas litorales y de montaña baja (laderas y collados), actualmente, se usa con frecuencia en jardines y setos.

Florece dos veces al año, en primavera y otoño.

El romero es un arbusto aromático, leñoso y de hojas perennes, y puede llegar a medir 2 metros de altura.

Las flores de esta planta son de unos 5 mm de largo. Tienen la corola bilabiada. Pueden ser de color azul violeta pálido, rosa o blanco, su cáliz es verde o algo rojizo.

El romero lo conocemos, principalmente, por su uso culinario, ya que deja un excelente sabor en nuestros platos.

No solo es aromatizante, tiene otros usos como: antiséptico, antiespasmódico, depurativo, estimulante estomacal, carminativo, diurético e hipotensor.

Tomado en infusión disminuye los gases.

Además, tiene un alto contenido en hierro y propiedades bactericidas.

Pero el romero también destaca por ayudar a resaltar nuestra belleza natural, ya que se utiliza para el cabello o las uñas frágiles.

También combate el mal aliento, las llagas y las inflamaciones.

Del romero se utiliza, principalmente, las hojas, aunque, a veces, también se usan las flores. Es una planta muy rica en principios activos.

El aceite esencial de romero se extrae directamente de las hojas, y con él se prepara el alcohol de romero, que se utiliza para calmar el dolor y la inflamación producida por artrosis o artritis reumatoide.

​Se usa también como protector gástrico, en la prevención frente a las úlceras.

Otra forma de consumirlo es en forma de té, aunque su sabor no es muy agradable por ser una hierba amarga.

Se utiliza dando masajes para estimular el cuero cabelludo (para alopecia).

La infusión de hojas de romero alivia la tos y es buena para el hígado y para atajar los espasmos intestinales. Debe tomarse antes o después de las comidas.

El alcanfor de romero tonifica la circulación sanguínea.

Por sus propiedades antisépticas, se puede aplicar por decocción sobre llagas y heridas como cicatrizante.

Dar masajes sobre el cuero cabelludo con aceite de romero, enriquecido con aceite de almendra, mejora la circulación y el nacimiento del cabello.

Pero hay que tener en cuenta que también sus contraindicaciones.

-No hay que excederse en su consumo, porque puede causar toxicidad.

-Es estimulante, por lo que puede producir ansiedad e insomnio.

-No debe usarse cuando se tomen medicamentos.

Además, de tener todas estas propiedades, es una excelente planta de interior debido al agradable aroma que desprende, aparte de ser muy decorativa.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *