Propiedades y Contraindicaciones del Perejil

El perejil da un toque de color a nuestros platos, pero su uso es conocido hace más de 2000 años.

Es una planta originaria de los países mediterráneos, siendo muy apreciada por los griegos y los romanos.

Actualmente, la encontramos en huertos y jardines,

o al borde de los caminos, de toda Europa, parte de Asia y en las zonas templadas de América.

Podemos encontrarla por todo el mundo, por su extendido uso como condimento,

pero pocos conocen sus excelentes propiedades.

Dos cucharadas de perejil proporcionan el 2% de vitamina A, 150% de vitamina K y 16% de vitamina C.

También contienen abundante hierro.

Tiene propiedades diuréticas y digestivas, remineraliza y protege los vasos sanguíneos.

El perejil tiene betacaroteno, un antioxidante que ayuda al cuerpo a protegerse del daño de los radicales libres,

y reducir los efectos del envejecimiento,

también reduce el riesgo de padecer enfermedades como: el cáncer, enfermedades de corazón, infartos cerebrales y cataratas.

-Es bueno para aquellas personas que tienen digestiones pesadas, espasmos intestinales y flatulencias.

-Combate el cansancio producido por la anemia, ya que aporta 25 g, es decir, tanto hierro como un filete.

-Reduce la obesidad y el sobrepeso, así como la celulitis, hinchazón de piernas.

-Si se usa a diario aliviará el dolor en las articulaciones, porque tiene propiedades antiinflamatorias.

-Disminuye el dolor en las mujeres con dismenorrea, que tienen una menstruación dolorosa.

-Disminuye el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en un 26 por ciento.

Según una investigación publicada en el Journal of Nutrition los alimentos ricos en mirecetina,

reducen el riesgo de tener diabetes tipo 2, y el perejil contiene aproximadamente 8 miligramos por cada 100 gramos.

-En infusión, depura el hígado, haciendo que el colesterol malo no se acumule,

además elimina las toxinas negativas para el cuerpo, desintoxicándolo.

-Tiene propiedades anticoagulantes.

-Mejora la circulación sanguínea.

-Regula la presión arterial.

-Se usa para las heridas y contusiones, machacando las hojas y los tallos, humedecidos con agua,

ayuda en la curación de úlceras y heridas.

El perejil lo podemos consumir seco o fresco, pero hay que tener en cuenta que el fresco tiene más vitaminas que el seco.

El perejil fresco debe tener un color verde intenso y brillante, rechacemos los que presenten un aspecto mustio y sus hojas estén amarillas o con manchas.

Para guardarlo fresco, colocaremos el manojo en un recipiente con agua, 

lo cubriremos con una bolsa de plástico y lo guardaremos en el frigorífico, cambiando el agua todos los días.

CONTRAINDICACIONES

-Si estás tomando algún medicamento, consulta a tu médico.

-Si estás embarazada, un consumo excesivo puede llegar a provocar un aborto.

Todo hay que tomarlo con moderación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *