Nunca Imaginarías Cómo se Formó Esta Inmensa Montaña

Para comercializar y transportar el aceite se usaban ánforas. En el caso de la Bética, se empleaba un tipo de ánfora olearia llamada Dressel 20 En Roma, capital italiana, existe un monte aparentemente natural llamado Testaccio. Sin embargo, se trata de una colina totalmente artificial, construida entre los siglos I y III durante el imperio romano… (ver vídeo).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *