Nuevos Descubrimientos de los Craneos de Paracas

Brien Foerster ha sido el encargado de publicar los resultados que tanto ha perseguido durante los últimos años.

Los análisis se tomaron de 18 cráneos alargados y lamentablemente solo ha recibido la respuesta de 12 de esos sujetos.

De los 18 cráneos seleccionados, se han obtenido 58 muestras.

Las cuales fueron analizadas por el laboratorio de la universidad Lakehead de Canadá y el laboratorio de la universidad de California, ambos en EEUU.

Foerster también envió muestras al laboratorio de la universidad de Santa Cruz en California (EEUU),

sin embargo, de éste último laboratorio no se recibieron resultados.

¿Quizás las muestras estaban deterioradas?, o… ¿Quizá quisieron ocultar unos resultados tan extraños?

El ADN de los nativos de américa pertenece al grupo genético de población o haplogrupo A, B, C y D,

por lo tanto sus ancestros es obligatorio que compartan dichos rasgos genéticos.

Los únicos casos que compartían rasgos del haplogrupo B fueron las muestras extraídas pertenecientes a 4 cráneos alargados.

Sin embargo, el haplogrupo que mas se repite en los resultados es el U2E y también el haplogrupo H, dentro del cual está el H1a y el H2.

E increíblemente si se examina donde predominan estos haplogrupos que no pertenecen a América,

lo que nos trasladaría a la zona del Cáucaso, en algún lugar situado entre el mar Caspio y el mar negro.

Es decir, que los ancestros de paracas provienen de oriente medio y…

en algún momento de la historia se trasladaron a América, concretamente a Perú.

¿Pero cual fue la razón que les llevó a asentarse en nuevas tierras?

Según palabras del propio Foerster hace 3000 años…

los ancestros de paracas abandonaron el área del mar Caspio y el mar Negro,

porque estaban sufriendo una invasión que les obligó a desplazarse hacia el sur,

cruzaron Iraq e Irán hasta el golfo persa, y desde allí pusieron rumbo por mar hasta las costas de Perú.

Por esta razón algunos de los rasgos de pelo rojo, piel blanca y ojos verdes

que se pueden apreciar en la gente nativa del mar Caspio y el mar negro

también los comparten los cráneos alargados de Paracas

cuando los nativos de América nunca han tenido esos rasgos distintivos.

Es inevitable que muchos investigadores recurran a dar explicaciones como la de los Nefilim o ángeles caídos que relata la biblia.

Es decir, los propietarios de esos cráneos alargados de Paracas que tienen unas dimensiones mayores que las de cualquier ser humano común, podrían pertenecer a aquellos gigantes que son descritos como héroes por las civilizaciones pasadas y que nacieron como resultado de la unión de los hijos de dios y las hijas de los hombres, según como viene recogido en el génesis 6:4.

A pesar de que esta posibilidad pueda chocarle a los expertos, los resultados de los analisis constituyen una pueba para que se pueda dar un giro a la historia que siempre nos han contado y que implica que los antiguos nativos del este de Europa y de medio Oriente llegaron a América mucho antes de lo que nos dijeron.

¿Hasta que punto podrán mantener la historia oculta?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *