Aloe Vera el Gran Regalo de la Naturaleza

Aloe vera también conocido como sábila, áloe de Barbados o áloe de Curazao.

Es un arbusto con un tallo de hasta 30 cm, las hojas miden entre 40-50 cm de largo y de 5 a 8 cm de ancho.

Se cree que es una planta originaria de Arabia, y se encuentra en las regiones subtropicales y templadas de ambos hemisferios.

Al proceder de un lugar caluroso y desértico, no aguanta temperaturas inferiores a 0º C, ni la humedad.

Es conocida desde tiempos muy antiguos como planta decorativa, para usos medicinales, en cosmética e incluso,

en algunos países, es utilizada como alimento.

Hay más de 250 variedades, pero no todas ellas tienen propiedades curativas o medicinales.

Sus propiedades medicinales fueron conocidas desde tiempos muy remotos por los sumerios, en el s. XXI a.C.,

los egipcios en el 4000 a.C., y por supuesto, griegos y romanos.

Actualmente, se obtienen dos productos de esta planta:

1.º GEL: Que se extrae del centro de las hojas.

2.º ACÍBAR: Que es el zumo que se extrae de la incisión de las hojas.

En un recipiente, se deja fluir el líquido que sale de las hojas que previamente han sido cortados de forma transversal.

Son muy conocidas algunas propiedades del Aloe Vera, por su eficacia en el tratamiento de quemaduras, picaduras de insectos, irritaciones dermatológicas o heridas,

y tiene efectos antiinflamatorios, desinfectantes e hidratantes.

Pero existen otras propiedades desconocidas para la mayoría, que no dejan de ser importantes,

como el aumento del sistema inmunológico y combatir las bacterias,

lo que hace que ayude en la mejora de las alergias, anginas, arrugas,

cabello y su caída, cuero cabelludo, caries, protección del esmalte de los dientes, agujetas, esguinces, torceduras,

También para el asma, hipertensión, arteroesclerosis, osteoporosis, psoriasis, reúma y artritis, verrugas, trastornos digestivos.

-Acné: Regenera los tejidos desde el interior hacia el exterior, absorbiendo el exceso de grasa

ocasionado por la obstrucción de los poros de la piel.

-Después del afeitado: Proporciona sensación de frescor, y regenera la piel.

-Para las Aftas, que es una inflamación de la boca muy dolorosa. Se aplica jugo de Aloe Vera.

-Herpes labial, se usa el gel puro, o el protector labial.

-Irritaciones y picores de la piel, debido a la piel seca, alergias, dermatitis leve.

-Manchas en la piel, debidas a la edad, anticonceptivos, etc.

-Pie de atleta, que se caracteriza por la aparición de hongos: En este caso se puede usar jabón de Aloe Vera y gel.

-Para los problemas de la boca y dientes (como gingivitis, llagas en la boca, sarro…):

Se pueden utilizar los enjuagues, pasta dental o el propio jugo de Aloe Vera.

Como vemos la lista de las ayudas que nos puede proporcionar esta destacada planta son impresionantes.

Por esto no es extraño, que esta planta sea considerada uno de los mayores regalos que nos proporciona la naturaleza.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *