La Cúrcuma Está de Moda

La cúrcuma ha llegado a occidente con mucha fuerza, cada vez es más utilizada como especia.

Se cree que el nombre de cúrcuma procede del árabe clásico kurkum, que significa ‘amarillo’,

hay quien lo relaciona con el azafrán, ya que en India se le conoce, entre otros nombres, como el azafrán indio.

En algunos países de Hispanoamérica se conoce como palillo, y en Colombia se le conoce como azafrán de raíz.

Es un condimento muy utilizado en la cocina tradicional y se comercializa tanto la raíz como el polvo.

Es una de las especias más usadas en la gastronomía de la India como colorante alimentario

para el arroz, carne y diversos platos.

Las propiedades de la cúrcuma se conocen en India entre 610 a.C. y 320 a.C.

En aquella época se usaba para teñir la lana, aunque también ha servido para pintar el cuerpo,

pero su uso más extendido ha sido el de colorante textil.

Se ha usado y se sigue usando para teñir algodón, cuero, lana, barniz, seda, lacas, papel, ceras, tintes, etcétera.

Es una planta perenne, mide casi un metro de alto, consta de hojas grandes, ovaladas, de color verde claro,

que surgen del suelo.

Es muy utilizada en la medicina ayurvédica.

La parte medicinal de la cúrcuma son las raíces tuberosas o rizomas, que constan de uno principal,

y otros secundarios de forma cilíndrica, tiernos, y color amarillo por fuera, anaranjado por dentro.

Los rizomas se recogen en otoño, cuando se han marchitado las hojas. Luego, los hierven para poder eliminar la corteza, los dejan a secar entre cinco y siete días, para, finalmente, se muelen reduciéndolos a polvos.

Su origen es incierto, pero se cree que procede del Asia sudoriental.

Hoy día se cultiva principalmente en la India, China y Vietnam,

pero también en Indonesia, Brasil, Nicaragua, Perú, y las islas Hawái, entre otros.

Es muy utilizada en India, siendo el ingrediente principal del curry. Su sabor es muy fuerte, algo amargo y picante.

En ese país está considerada como un símbolo de salud y de prosperidad, así como purificador físico y espiritual.

También, lo utilizan para tratar los dolores de reúma y los problemas digestivos y hepáticos, aparte de ser un buen tónico energético y reconstituyente.

El color amarillo dorado de la cúrcuma procede de la curcumina,

a la que se le atribuyen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

La cúrcuma tiene otros principios activos de la cúrcuma:

Sales minerales, como hierro y potasio.

Curcuminas y curcumoides, sustancias colorantes con efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

Cetonas sesquiterpénicas, como el turmerol.

Aceite esencial, con zingibereno, borneol y cineol, con efectos tónicos y estimulantes.

Es de gran valor nutricional ya que proporciona:

Grasas, proteínas, retinol (vitamina A), tiamina (vitamina B1), riboflavina (vitamina B2), Niacina (vitamina B3), vitaminas B6, C, E, K, y también contiene minerales como: calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio y zinc.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *