La Inmensa Tumba que NADIE se Atreve a Abrir

En el año 1974 en China, dos campesinos, de la provincia de Shaanxi, estaban cavando un pozo cuando de repente, se toparon con uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del mundo.

Bajo su terreno hallaron más de 8.000 figuras de tamaño natural, que representan un auténtico ejército. Estos guerreros, colocados en formación, custodian la tumba del emperador Qin Shi Huang (que vivió en el siglo III a. C.).

Comenzó su reinado con tan solo 13 años y dejó este mundo con 39, se cree que envenenado por mercurio.

Cada uno de estos soldados tiene un rasgo facial distinto y representan a diferentes razas, y aunque hoy carecen de color, originalmente, fueron pintados en rojo brillante, azul, rosa y oro.

Por desgracia, el tiempo hizo que se perdieran las armas que llevaban.

Aparte de los guerreros, también se hallaron, 520 caballos, 130 carrozas, bailarines, músicos, acróbatas, guerreros montados a caballo, arqueros de pie, y arrodillados, esculturas de bronce: de cisnes, patos y grullas, entre otros.

Uno de los historiadores más importantes de China, Sima Qian del s. II a.C., hizo una descripción del mausoleo bastante exacta, curiosamente, mencionó que había ríos de mercurio rodeando la cámara funeraria del emperador.

El mausoleo ocupa un terreno de 145 km2, y se necesitaron más de 720.000 obreros y 38 años para su construcción.

Se sabe que cientos de esclavos, concubinas, músicos, esposas y demás personas cercanas al emperador, fueron enterrados vivos junto a él.

Aparte de la inmensa tumba, en el interior del recinto, hay una GRAN pirámide de casi de 100 metros de altura, cubierta de tierra y plantas, que ha sido preservada por un complejo sistema de drenaje.

Durante mucho tiempo, la pirámide estuvo camuflada bajo la vegetación y se pensaba que era un monte natural.

El misterio aumenta cuando algunas escritos aseguran que dentro de la pirámide se encuentra una especie de maqueta. una copia de China, con cientos de ríos, lagos y mares, donde en lugar de agua se habrían utilizado enormes cantidades de mercurio.

Los techos estan llenos de perlas y diamantes, representando las estrellas y los planetas del universo, una especie de microcosmos en miniatura.

Sin embargo, no es la primera vez que se encuentra algo similar.

Recordemos un hallazgo realizado al otro lado del mundo, concretamente, en México, en el año 2003, un equipo de arqueólogos que trabajaba en la ciudad prehispánica de Teotihuacán descubrió un túnel bajo la pirámide de la Luna.

Se desenterraron infinidad de objetos, pero lo más destacado del hallazgo es una maqueta de un paisaje montañoso en miniatura, situado a 17 m bajo tierra. Y al igual que en el mausoleo de China, la maqueta contaba con pequeñas piscinas de mercurio líquido que simulaban ríos y lagos.

Los arqueólogos hallaron un pasadizo horizontal, tan largo, como un campo de futbol.

Las paredes del pasadizo habían sido delicadamente impregnadas con pirita pulverizada que con la luz del fuego simulaban galaxias. Cuando caminaban por el túnel con las estrellas de fondo, les parecía estar viajando por el espacio.

Muy semejante al mausoleo de china, pero, en este último supuestamente, utilizaron perlas y diamantes, en vez de pirita.

Los investigadores del Instituto de Exploración de Geofísica y Geoquímica de China Descubrieron que la tierra que rodea la tumba contiene concentraciones de mercurio considerablemente más altas que las del resto de la región.

las últimas pruebas realizadas para medir la resistividad del suelo dio como resultado una característica del terreno bastante extraña. Una anomalía de fase que solo se produce cuando una corriente eléctrica es reflejada por una superficie conductora, como es el metal.

Hay que añadir que en el mausoleo los análisis de la distribución de los niveles de mercurio revelaron concentraciones altas en el noreste, y el suroeste, mientras que la esquina noroeste tenía niveles muy bajos.

Curiosamente, al superponer esta distribución sobre un mapa de China coincide con la ubicación de dos zonas con agua bien diferenciadas, por una parte el río Amarillo y el mar Bohai, y por otra, el río Yangtsé y los grandes pantanos.

En un escrito antiguo se puede leer que el emperador envió a 700.000 prisioneros para excavar 3 ríos subterráneos.

Los ríos y mares que se llenaron de mercurio, se calcula que habrían pesado más de 500 t.

También se sabe que para simular el fluir de los ríos, se utilizó una máquina que era capaz de mover el mercurio

Todo ello fue cubierto con un millón de toneladas de tierra, algo bastante increíble para aquella época.

Las autoridades de este país se han pronunciado en contra de excavar la tumba

Pero algo raro sucede en este recinto, porque, casualmente, esta zona está rodeada de bases militares chinas de alto secreto.

¿Acaso están custodiando las riquezas que se ocultan en la tumba del emperador?

¿o hay algo más que no quieren que sepamos?

Desde luego, los guerreros de terracota de Xi’an, la pirámide, la tumba del emperador, y  en general, todo este enorme complejo, son, sin duda alguna, y lo seguirán siendo por mucho tiempo, uno de los mayores misterios de nuestra era, que quién sabe si algún día, serán revelados

… (ver vídeo).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *