“La Verdadera Excálibur” se Encuentra en Italia

Aunque la leyenda de Excálibur es conocida en todo el mundo, lo cierto es que la única espada real que está hundida en la roca, se encuentra en Italia, cerca de Siena.

Su dueño fue el caballero Galgano Guidotti, que vivió en el s. XII, pertenecía a una rica familia y estaba prometido, pero lo dejó todo para irse a vivir a las montañas de Siena, donde estuvo hasta que dejó este mundo.

Cuenta la leyenda que abandonó sus riquezas, a su prometida, a los amigos y familia, después de que se le apareciera el arcángel San Miguel, que se presentó ante él en dos ocasiones.

Trataron de impedírselo los familiares y amigos, pero sin ningún éxito. Más bien consiguieron todo lo contrario, ya que, ante su insistencia, en el año 1180, montó en su caballo, y cabalgó hasta llegar a Montesiepi, lugar donde el caballo se paró de repente y se arrodilló, tirando a Galgano al suelo.

A causa de la caída quedó, inconsciente y en ese momento, cuenta, como el arcángel San Miguel lo llevó ante los 12 apóstoles, y Jesús le pidió que construyera una ermita en ese lugar.

Galgano, entonces clavó su espada en una roca, como símbolo del abandono de las armas.

Cuatro años después de su desaparición se construyó la Abadía de San Galgano, que, actualmente, se encuentra en ruinas.

En ese lugar construyó una pequeña ermita, en la que vivió hasta el final de sus días.

No sabemos si la leyenda es cierta o no, pero la espada, apodada, la Excalibur de Toscana, sí existe, y se encuentra ubicada en la Capilla de Montesiepi, cerca de la Abadía de San Galgano en Siena, Italia.

Aquellos que vayan a verla, no podrán tocarla porque un cristal la cubre desde 1992, debido a un incidente ocurrido en ese mismo año en la que un hombre intentó sacarla de la roca y la rompió.

Actualmente la espada sigue allí, a pesar de todos los percances por los que ha pasado.

… (ver vídeo).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *