Hallan la Puerta al Inframundo en una Cueva de Inglaterra

En todas partes del mundo existen cuevas que han causado el temor de los habitantes de la zona.

Pero son, precisamente esas, las que ejercen una enorme fascinación entre la gente, incluso algunas, con el tiempo, han sido tachadas de malignas.

Este es el caso de una pequeña cueva kárstica, situada cerca de la localidad de Creswell, en el centro de Inglaterra.

La exagerada cantidad de símbolos que se han encontrado en ella, ha llevado a pensar que dicha cueva fuera considerada en el pasado, como «una puerta que llevaba al infierno», un portal de entrada al inframundo.

Antiguamente, se pensaba que esta puerta era usada por los seres del inframundo para sembrar el caos en la humanidad.

Pero … ¿Qué ha llevado a los investigadores a pensar así?

Parece ser que ha sido a consecuencia de la existencia de unos símbolos que según los expertos eran realizados para protegerse del mal, del demonio o de otras desgracias.

Hay cientos de marcas de cuadrados, letras, laberintos y líneas, las llaman marcas de brujas o marcas apotrópicas.

Lo más curioso es que no las han descubierto ahora, estaban a la vista de todo el mundo, pero nadie sabía de qué se trataba.

Fue gracias a dos miembros (Hayley Clark y Ed Waters), del grupo Subterranea Britannica, que durante una visita a la cueva, reconocieron algunos de estos símbolos.

Estas se hacían con la intención de protegerse de las brujas, los demonios, los espíritus malignos y de todo tipo de rituales.

Se solían poner en las casas, iglesias y en otros sitios, incluso en algunos objetos, que se creía necesitaban de alguna protección. A veces estos símbolos se colocaban cerca de las entradas a un recinto, alrededor de las puertas, ventanas o chimeneas.

Aunque han sido vistas en otras cuevas, nunca se han hallado tantas, hay cientos de ellas grabadas en las paredes y en el techo de la cueva.

El tamaño, la variedad y el gran número de estas marcas, no tiene precedente.

La experta en símbolos protectores de la Universidad de Leicester (leisester), Alison Fearn, ha afirmado que algunos símbolos que parecen cristianos, no lo son, como la cruz, que ahora se asocia a la religión, entonces no era así.

Entre los siglos XVI hasta principios del XIX, la cruz simplemente era “un símbolo protector”.

Es evidente que querían defenderse de algo que se encontraba dentro de la caverna.

Pero… ¿Qué había en el interior de la cueva que tanto temían?

… (ver vídeo).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *