Personas que Hablan con los Caballos

Los caballos cabalgan junto al hombre desde el neolítico.

El historiador griego Plutarco, cuenta como Alejandro Magno viendo cómo trataban salvajemente a un caballo, intentando domarlo, comentó a su padre que era una pena que no supieran tratar a ese animal tan noble, a lo que su padre le respondió que lo domara él, si sabía hacerlo mejor.

Alejandro, con gran maestría y delicadeza, se hizo con aquel animal, al que llamó Bucéfalo, y desde ese momento fueron inseparables, incluso bautizó con su nombre algunas de las ciudades conquistadas.

La historia está llena de caballos famosos como Babieca que llevó sobre sus lomos al Cid Campeador, Janco perteneciente al famoso Aquiles, o Marengo de Napoleón Bonaparte.

Por desgracia, poco a poco se ha ido perdiendo la conexión que algunos tenían con el alma de este grandioso animal.

Actualmente, muchos piensan que solo a través de la fuerza y el maltrato galoparán sobre sus lomos, pero así, lo único que consiguen es que estos animales guarden el sufrimiento en lo más profundo de su alma y de su corazón.

Y, cuando, a sus dueños, ya no les sirven, acaban en un matadero, donde se usará su carne, impregnada de sufrimiento, como alimento, y aquél que la ingiera, no entenderá por qué siente tanta tristeza y angustia.

Sin embargo, también existen personas muy sensibles capaces de conectar con el alma y la mente de estos nobles animales. Y aunque son pocos, su número va en aumento, porque la gente empieza a darse cuenta que se obtienen mejores resultados con amor y respeto.

Sabemos que los nativos norteamericanos tenían la habilidad de comunicarse con el alma de los animales, especialmente de los caballos.

Solo ellos, fueron capaces de domar a los caballos salvajes que galopaban libremente por las inmensas praderas, los famosos Mustang

Los nativos eran muy respetuosos con ellos, sus métodos de adiestramiento no les causaban sufrimiento ni miedo, decían que así su energía fluía de forma natural y el animal no perdía su fuerza y su brío.

Son pocos los que aprendieron esta técnica, y se les conoce como los susurradores de caballos.

Como es el caso del estadounidense. Monty Roberts experto en equitación, hípica y un gran conocedor de la doma natural.

Por otra parte, el inglés, Nicholas Evans escribió “El hombre que susurraba a los caballos” (“The Horse Whisperer“), la famosa novela que fue llevada al cine con gran éxito.

4)Actualmente, existen muchos centros en varias partes del mundo en los que se enseña como amansar, domar y entrenar a los caballos sin violencia y con respeto.

Demostrando que con mucho amor y ternura se puede llegar hasta lo más profundo del alma de estos animales.

Respetándolos a ellos, nos respetamos a nosotros mismos.

… (ver vídeo).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *